Un día como hoy en la vida de José Martí… (Enero 21-Enero 31)

“¡Antes que cejar en el empeño de hacer libre y próspera a la patria, se unirá el mar del Sur al mar del Norte, y nacerá una serpiente de un huevo de águila!”
José Martí, Lectura patriótica en Steck Hall, Nueva York, 24 de enero de 1880
La Cátedra Agroecológica Julián Acuña Galé hace  valer su vocación martiana en esta  sección semanal,  donde se ofrecen las efemérides martianas que estuvieron años atrás (2009) en el sitio web de la Biblioteca Nacional José Martí  y que resultan de incalculable valor para profundizar en la vida y obra de nuestro Apóstol.
 Su  particularidad relevante  es que la vida de Martí está organizada día, a día, a diferencia de las cronologías que generalmente se elaboran con los acontecimientos organizados por  años. Esto permite contextualizar con mayor precisión los acontecimientos de su vida.
Dr. C. Oscar L. Parrado Alvarez
Cátedra Agroecológica Julián Acuña Galé

Enero 21
1882
En crónicas publicadas en La Opinión Nacional de Caracas aborda el proceso del que realizó el atentado al presidente norteamericano, a punto ya del veredicto final; valora al poeta Oscar Wilde y comenta la llegada de inmigrantes europeos a Norteamérica, entre otros temas de interés.
Martí denuncia la caricatura hecha al joven poeta inglés Oscar Wilde por la publicación inglesa Punch, la cual satiriza su volumen de versos y con tal saña mueve su lápiz tajante, que los lectores no ven en sus límpidas estrofas más que su ridícula figura.
Añade: Hay en estos Estados Unidos, a la par que un ansia ávida de mejoramiento artístico, un espíritu de mofa que se place en escarnecer, como en venganza de su actual inferioridad, a toda persona o acontecimiento que demande su juicio (…)En esta dependencia de Europa viven los Estados Unidos en letras y artes.
La llegada de centenares de inmigrantes de toda Europa enciende la pluma de Martí. Los ve hacinados en los vapores criminales, donde les dan de comer manjares fétidos y de beber agua maloliente, y se pregunta: “¿Dónde está la piedad, que no está donde padecen los desgraciados?” Más adelante, relata el trabajo rudo a que se ven sometidos al llegar a tierra, y dice: Yo estrecho con gozo toda mano callosa.
También ese mismo día, aparece su Sección Constante, en la que describe la vida en Viena, ciudad hermosa y de espaciosos cafés, donde se ha presentado una orquesta dirigida por el célebre Straus, quien fue aplaudido hasta por los miembros de la familia real. Otro tema tratado fue el adelanto de la instrucción pública en Italia donde se duplicó en apenas diez años el número de educandos, y el funcionamiento de una escuela para sordomudos en Nueva York, con la ternura y paciencia de sus profesoras.
 
1893
Aparecen  en el periódico Patria dos trabajos escritos por Martí: Solemne reunión pública y ¡Cuba, es esta! Cuenta en el primero la junta pública de cubanos que se habían reunido con él el domingo anterior, los temas expuestos por el Delegado y la fusión de corazones e ideas que tuvo lugar allí. Expone: Las palabras caían sobre las almas.
Bajo el título de ¡Cuba, es ésta! reseña las adhesiones que día tras día recibe el Partido Revolucionario Cubano. Escribe en las últimas líneas: Ya estamos en marcha: ¡asístanos la libertad!
En su sección En Casa, de ese propio día de 1893, relata la vida diaria en el Cayo calificada como “la casa de todos”.

Enero 22
1869
Ocurren  manifestaciones revolucionarias en el Teatro Villanueva, cuando varios de los asistentes a la presentación de una obra gritaron Céspedes, Viva Cuba independiente. Esto provocó una feroz represión por parte de los miembros del Cuerpo de Voluntarios, fuerza militar al servicio del régimen colonial español. Esa represión que también se extendió por calles habaneras ocasionó varios muertos y heridos. En 1890 al elaborar sus Versos Sencillos recuerda lo sucedido en aquella oportunidad en La Habana y también destacó la valiente actitud de su madre que desafió el peligro para irlo a buscar a la casa de su profesor Rafael María de Mendive, donde él se encontraba.
Pronuncia  su primer discurso en Cuba, dedicado a su amigo Alfredo Torroella, en el homenaje que rindió el Liceo de Guanabacoa al poeta antes de ser trasladado su cadáver al cementerio de esa localidad. Dijo Martí: Si aún vive en ti algo de aquella alma pura de paloma que supo trocarse en alma de águila para cantar los males de la patria (…) mira a tu alrededor esos niños que aprenderán mañana tus versos, esas mujeres que los guardan en su corazón, esos hombres que no los olvidarán jamás.
Justamente al año siguiente, durante la velada de inauguración del local de La Liga, en Nueva York, habla ante los emigrados cubanos. José Martí es socio fundador, presidente honorario e inspector maestro de esta sociedad consagrada al auxilio de cubanos y puertorriqueños de la raza de color.
 
1891
Dedica  un poema a Angelina de Miranda: “De cierta noche amistosa/ Recuerdo, en cierto festín/ Como un alma de jazmín/ Y la sombra de una rosa./ Dos ojos vi sin enojos/ Dos ojos de luz de estrella./ ¡recuerdo una mano bella, / y dos magníficos ojos!/

Enero 23
1869
Se   publica el primer y único número del pequeño periódico La Patria Libre, donde aparece el drama en verso Abdala, redactado por José Martí, con la dedicatoria “Escrito expresamente para la patria”
En esta obra de teatro de ocho escenas, define: El amor, madre, a la patria/ No es el amor ridículo a la tierra,/ Ni a la hierba que pisan nuestras plantas; / Es el odio invencible a quien la oprime/ Es el rencor eterno a quien la ataca.
1882
Escribe  su Sección Constante en La Opinión Nacional, de Caracas. Trata en ella sobre el Presidente estadounidense que resultó asesinado y dice: “No hay hecho en la vida de Garfield que no merezca reflexión y aplauso” y sobre las diferencias entre dos naciones europeas, analiza “Mas si Alemania enseña a los niños en las escuelas el odio a Francia, no hay por qué no ponga Francia ante los ojos de sus hombres ejemplos del heroísmo de sus hijos.”  También comenta en la publicación venezolana sobre el invierno en París y los aspectos políticos que se observan en la capital francesa. Expresa: ¡Da dolor, ver a grandes almas ir por sendas pequeñas! Eso acontece cuando se olvida del bien ajeno, y se piensa en el propio.
1890
Escribe  para el diario bonaerense La Nación acerca del primer mensaje del presidente norteamericano, Harrison, en el que precisa la necesidad de construir más fortificaciones, crecer en la Marina de Guerra, y exhorta a inaugurar una política avanzada y amplia en estas vías, donde deben entrar con decisión y prontitud. Martí escribe “Así acaba, en tiempos de paz, el mensaje del Presidente de Estados Unidos”
1892
Escribe  una carta a Eduardo H. Gato, en la que solicita un puesto en la escogida de su casa al general Serafín Sánchez, “uno de los hombres de más dignidad y entereza que conozco, más sanos y generosos, y de utilidad verdadera para Cuba”

 
Enero 24
1880
Realiza  una lectura patriótica en la reunión de emigrados cubanos en Steck Hall, Nueva York, que marca el comienzo de su propaganda revolucionaria en el extranjero. Su tono mesurado es a veces exaltado cuando dice:
“¡Oh, no! ¡no es hombre honrado el que desee para su pueblo una generación de hipócritas y de egoístas! Seamos honrados, cueste lo que cueste. Después, seremos ricos.- Solo las virtudes producen en los pueblos un bienestar constante y serio.”
También enfatiza: “Esta no es sólo la revolución de la cólera. Es la revolución de la reflexión”. Y en la parte final de su intervención expresa: “¡Antes que cejar en el empeño de hacer libre y próspera a la patria, se unirá el mar del Sur al mar del Norte, y nacerá una serpiente de un huevo de águila!”
1882
Publica  su Sección Constante de La Opinión Nacional, en la que trata de la fama, calificándola “no es más que cosa casual y veleidosa; que no viene a veces sino luego de la muerte, y se niega más a aquellos por quienes es más merecida.” También escribe sobre el proyecto formulado por Estados Unidos de un Canal Interoceánico en Nicaragua, y la confección de papel de bagazo de caña.
1889
En El Avisador Hispano-americano, de Nueva York, aparece un trabajo sobre Antonio Bachiller y Morales, en el que José Martí lo califica de “americano apasionado, cronista ejemplar, filólogo experto, arqueólogo famoso, filósofo asiduo, abogado justo, maestro amable, literato diligente”

Enero 25
1875
Sale  desde Nueva York hacia México, en el vapor «City of Mérida».
1882
Publica  su Sección Constante en La Opinión Nacional, de Caracas. Escribe sobre el pintor francés Meissonier y acerca del Tratado de Fisiología Humana del profesor Draper, texto donde “cada página encierra un experimento nuevo, un descubrimiento valioso”, con un vigor y libertad de movimientos tal “que dan a este tratado de Fisiología el interés de una novela”.
También hace referencia a los conocimientos que ha de tener un agricultor para que la tierra sea más productiva, y analiza un proyecto de ley presentado al Congreso español para reparar los desarreglos y mermas que cause, aún en hombres robustos, una excesiva actividad mental. Comenta acerca de la propuesta de un diputado con vistas a que se declarase oficial la enseñanza de gimnástica higiénica, y que se dé clase de ella en centros de educación superior y sea obligatoria la asistencia a esas clases. “Ha de tenerse en cuenta que el espíritu es voraz, y es necesario darle de roer. El espíritu se alimenta de aquel a quien anima”, dijo Martí.
1894
Escribe  a Serafín Sánchez y a Horatio S. Rubens, a raíz de la eficaz actuación de este último en el conflicto tabaquero en Cayo Hueso, cuando se trajeron rompehuelgas españoles para desplazar a los obreros cubanos.
1895
Un día como éste de 1895 le anuncian la devolución del cargamento ocupado en La Fernandina.

Enero 26
1876
Lee   el poema titulado A Enrique Guasp en la función celebrada en beneficio de su amigo, actor y director teatral. También ese día y año publica en la Revista Universal, del país azteca, la quinta parte de Una ojeada a la Exposición.
1882
Aparece  su Sección Constante en La Opinión Nacional de Caracas en la que se refiere al envío de cartas en distintos países de Europa señalando que en los diversos correos del mundo se estimaba fueran depositadas diariamente unos trece millones de cartas; comenta a los agricultores acerca de cómo conocer la humedad de los terrenos; e informa sobre los análisis realizados por el doctor Hammond acerca del caso Guiteau, asesino del presidente de los Estados Unidos, y de los procesos seguidos a otros criminales.
1883
Publica  en La Nación de Buenos Aires, una de sus crónicas desde Nueva York, en la que trata sobre el mensaje del Presidente y la actividad política que realizan los distintos partidos norteamericanos. Expresa: Está, pues, la política de Los Estados Unidos distribuida entre dos partidos gastados, descompuestos en bandos sostenidos por celos personales y diferencia de ideas.
 
1895
Publica  en Patria una nota con el título Unos cubanos y otros. Enfatiza: Los hay que se cruzan de brazos ante el deshonor y la ruina, y aun se sientan con ellos a la mesa, por lo gustoso de vivir, antes que salir por lo áspero del mundo a buscar remedio a la ruina y al deshonor. A los unos la patria los llamará siempre: cómplices. A los otros los llamará siempre: padres.
En esa propia fecha escribe una carta a Tomás Estrada Palma dando cuenta que había recibido telegrama donde se anunciaba la devolución del cargamento que había sido ocupado por las autoridades norteamericanas, y a la vez se refiere a una extraña e injusta reclamación del dueño del Amadís.

Enero 27
1882
Aparecen  en La Opinión Nacional de Caracas crónicas de José Martí sobre la realidad española, en las que se refiere a los diputados de provincia y los de Madrid que acostumbran a pasar la Nochebuena en las aldeas de sus padres. Describe algunos “fieles a su provincia, que la cortejan y son de ella, y no tienen a menos, como hábito, y no como cortesanía, hacerse hueco entre los labriegos”, mientras otros “y son los más, que tienen a la provincia como escabel, y como pedestal.”
También en esa misma fecha escribe su Sección Constante en La Opinión Nacional. Allí relata, entre otros temas de interés, la publicación de un nuevo libro del poeta español don Gaspar Núñez de Arce, los quehaceres de uno de los periodistas más notables entonces de Inglaterra, Enrique Labouchere, y el interés del Times de Londres de popularizar el consumo de carne de cocodrilo.
1884
Aparece  en el periódico Patria su artículo A Cuba, que por su importancia es divulgado también en inglés. En su parte inicial dice: “¿Cuándo con más prueba que hoy, después de los sucesos de Key West, después de ese odioso espectáculo de una ciudad creada por sus hijos adoptivos que se sale de su suelo, y de su ley para ir a traer de afuera los enemigos de sus hijos, cuándo, con más angustia ni más amor que hoy, brotó del corazón cubano este grito: ¡A Cuba!?” Y culmina: “¡Otra vez, cubanos, con la casa a la espalda, con los muertos abandonados, andando sobre la mar! Cubanos, ¡a Cuba!”
En esa misma edición de Patria se publica el artículo La protesta de Thomasville, en el que Martí reseña la acción de los cubanos al protestar, en documento muy bien construido y dicho, por lo ocurrido en la fábrica de M. Corcés de Thomasville cuando trajeron a obreros extraños sustituyendo a los cubanos desposeídos. Y dice: Ni pueblos ni hombres respetan a quien no se hace respetar. (…) Ellos, que nos creen inermes, deben vernos a toda hora prontos y viriles.
publica  La Nación cartas de Martí sobre lo que sucede en Nueva York: sus grandes fiestas y sus grandes problemas. Reflexiona: ahora mismo, el peligro mayor de esta gran tierra, no es el de una crisis económica, que de todas partes asoma (…)es el del desdén de ejercitar el derecho de gobierno que a cada gobernador toca; es el del abandono voluntario de las prendas de sí en manos de los políticos de oficio, criminales repugnantes, (…) ¡Abatírseles, debiera como a perros rabiosos!

Enero 28
1853
Nace en la calle Paula # 41, hoy Leonor Pérez # 314, en la capital cubana, José Martí Pérez, hijo primogénito de los ciudadanos españoles Mariano y Leonor.
1876
Funda  la Sociedad Alarcón, de autores dramáticos de México.
1882
Aparece  en La Opinión Nacional, de Caracas, su Sección Constante en la que comenta la lucha abierta que existe entre el budismo y el cristianismo en Japón; y la sucesión del barón von Haymerié en la presidencia de Ministros de Austria por el conde von Kalmoky, de quien dice Martí: Se ha distinguido mucho por la oportunidad de sus palabras, y por la de su silencio. Sabe ver y sabe no decir, lo que es a veces mejor que saber decir.
 
1887
En La Nación, de Buenos Aires, publica una Carta sobre Arte de José Martí, en la que trata sobre el Cristo del pintor húngaro Michael Munkacsy. Del autor narra que su madre murió de hambre y su padre falleció preso, que los ladrones dieron muerte a lo que quedaba de la casa y a él lo dejaron vivo, junto al cadáver de su tía y expresa que ese niño no sabía reír. Del lienzo, describe: Algo más hay en ese cuadro que el placer que produce una composición armónica y la simpatía a que mueve el que emprende con ímpetu y corona con esplendor una obra osada. Es el hombre en el cuadro lo que entusiasma y ata el juicio (…) Es el Jesús sin halo, el hombre que se doma, el Cristo vivo, el Cristo humano, racional y fiero.
1893
En 1893, su trabajo titulado “Ciegos y desleales” insertado en el periódico Patria señala: La política es la verdad. La política es el conocimiento del país, la previsión de los conflictos lamentables o acomodos ineludibles entre sus factores diversos u opuestos, y el deber de allegar las fuerzas necesarias cuando la imposibilidad patente del acomodo provoque y justifique el conflicto. Lo que se tiene en el corazón, lo que se saca del corazón del país, se dice con una fuerza que despierta a los montes dormidos, a los montes que ya se desperezan y engalanan: y el mérito es de la verdad, y no de quien la dice.
La Sección En Casa, publicada en Patria ese mismo día, trata entre otros temas, la muerte de una joven y el nacimiento de una niña, de literatura y de música, de la patria.
1895
Escribe  una carta a Juan Gualberto Gómez donde le pide respuesta a la que le había explicado su situación actual y lo qué puede y debe hacerse. Dice: Muy inquieto espero. Sin esa base, andaría al garete. Con ella sigo seguro.

Enero 29
1879
Es  nombrado socio de la Sección de Instrucción del Liceo Artístico y Literario de Regla. Ese mismo día  solicita autorización al gobernador general de la Isla para da r clases de segunda enseñanza, que le fue concedida en febrero.
1888
Aparece  en La Nación, de Buenos Aires, su crónica en la que trata acerca de las noticias más actuales en Estados Unidos, especialmente sobre los pintores nuevos y un comentario relacionado con los millonarios y los socialistas.
1895
En 1895, Martí firma la Orden de Alzamiento en unión de José María Rodríguez, representante de Máximo Gómez, y Enrique Collazo, quien representa las fuerzas cubanas en la isla. Esta Orden, llevada por Gonzalo de Quesada a Cayo Hueso, está dirigida a Juan Gualberto Gómez, y a través de él a todos los grupos de Occidente. Escribe  cartas a Serafín Sánchez, a Juan Gualberto Gómez y a Fernando Figueredo. Al primero, explica que en breve tendrá lo preciso para echar todo a movimiento; y enfatiza: Cuba, disciplinada, y con más fe. Las emigraciones por acá, mejor que nunca.
Para Juan Gualberto remite dos cartas en la misma fecha. Una, “muestra de su ansiedad, muy grande hoy” aclara que no ha recibido la respuesta suya esperada y debe viajar; y termina “inquieto, pero lleno de fuego, y de fe sensata en la cercanía y posibilidad de nuestra obra”. La otra misiva es más breve y en ella comenta “Yo todo lo acelero, venzo lo imposible y digo toda la verdad en la carta que habrá ya recibido, o recibirá Ud. a mano. Creo haber hallado la fórmula salvadora.”
El mensaje a Fernando Figueredo da cuenta de las dos misiones de Gonzalo de Quesada en su viaje a la Florida “que con su visita se apriete ahí nuestro corazón, y hable y obre de modo que en Cuba enseguida se sepa y resuene. (…) Vamos muy bien; pero no me le quiten, en lo que voy a hacer, fuerza a la mano.”

Enero 30
1882
La Opinión Nacional, de Caracas, publica su Sección Constante. José Martí reseña el libro editado por la princesa de Inglaterra, y la vida del literato noruego autor de novelas encantadoras y editor de un periódico que se opone a las guerras inicuas y los monarcas ambiciosos.
1891
En el periódico  Partido Liberal de México reproduce su artículo Nuestra América, en el que resalta que trincheras de ideas valen más que trincheras de piedra. Resalta la importancia de la unidad de los pueblos latinoamericanos para poder enfrentar el peligro que representaba las ansias expansionistas de los Estados Unidos. Enfatiza: ¡los árboles se han de poner enfila, para que no pase el gigante de las siete leguas! Es la hora del recuento y de la marcha unida, y hemos de andar en cuadro apretado, como la plata en las raíces de los Andes.
También en este trabajo Martí reflexiona acerca de las características que deben tener los gobiernos. Señala: El gobierno ha de nacer del país. El espíritu del gobierno ha de ser el del país. La forma de gobierno ha de avenirse a la constitución propia del país. El gobierno no es más que el equilibrio de los elementos naturales del país.
Igualmente patentiza su solidaridad y compromiso con los desposeídos al enfatizar: Con los oprimidos había que hacer causa común, para afianzan el sistema opuesto a los intereses y hábitos de mando de los opresores.
Alerta acerca de lo que él consideró el mayor peligro que tenían ante sí los pueblos de Nuestra América. Expresa al respecto: El desdén del vecino formidable que no la conoce, es el peligro mayor de nuestra América; y urge, porque el día de la visita está próximo, que el vecino la conozca, la conozca pronto, para que no la desdeñe. Por ignorancia llegaría, tal vez, a poner en ella la codicia. Por el respeto, luego que conociese, sacaría de ella las manos.
1894
Redacta  una carta a Gonzalo de Quesada. Al año siguiente, ese día escribe a Rafael Serra, a José Dolores Poyo, a Serafín Sánchez, a Tomás Estrada Palma, a Paulina y Ruperto Pedroso y a Pedro Gómez.
Enero 31
1875
Llega  a La Habana desde Nueva York, pero no desembarca. Continúa viaje a México.
1876
Pronuncia  un discurso en la Academia de Bellas Artes de San Carlos, México, en el homenaje al pintor Santiago Rebull; ese mismo día remitió a Nicolás Domínguez Cowan, de la Revista Universal, una invitación al acto, con unas líneas en que confiesa: “Esta noche hay fiesta en la Academia de Pinturas, y yo me veo obligado a hablar enfermo y disgustado como me siento hoy. Gustaría yo mucho de ver en el salón caras amigas y benévolas.”
1882
 La Opinión Nacional de Caracas publica su Sección Constante. En ella Martí comenta la novela nueva de Emilio Zola y da a conocer como el joven poeta y novelista Guy de Maupassant y lo describe. También manifiesta el clamor hostil que reciben los inmigrantes chinos al llegar a La Florida; y habla sobre el nuevo movimiento artístico y literario encabezado por los estetas de Inglaterra y su joven jefe Oscar Wilde.
1893
Ante emigrados cubanos, que se reúnen en el Hardman Hall de Nueva York habla “En nombre de los cubanos, unidos por el amor y bien del país, que viven en insegura y amarga libertad lejos de Cuba, en nombre de los cubanos de la Isla que nos tienen dado su corazón y su voz” Reitera la tarea de establecer en Cuba y Puerto Rico una república durable y justa, y combate el movimiento autonomista.
1895
Escribe  cartas al General Antonio Maceo, a Serafín Sánchez y a José C. Pons y Naranjo. A Maceo le explica que sale de viaje a Santo Domingo. Dice: “NI un minuto tengo. Sale el vapor y salgo. (…) Salgo. Bien ve Ud. a lo que vamos. La Isla salta, y aún aguarda un poco. Acá, soberbio espíritu, y hoy mejor. Solo falta llegar”
A Serafín cuenta que sale en el primer vapor “con buenas noticias de Calixto, -y malas de Costa Rica, (Flor y Antonio, en peleas) –y mucho hecho acá en estos días, y en Sur América, para mi vuelta”. Y al Agente General Luis, nombre que usaba el patriota José C. Pons y Naranjo le dice “La libertad vine hacia nosotros, la veo, la palpo… La sangre vertida en el 68 fertilizó los corazones e hizo surgir nuevos caracteres…”
Ese mismo día, sale Martí de Estados Unidos en el vapor Athos rumbo a Santo Domingo.

Deja un comentario