Un día como hoy en la vida de José Martí… (Enero 14-Enero 20)

“Estos tiempos no son para acostarse con el pañuelo a la cabeza, sino con las armas de almohada”
José Martí, Nuestra América, El Partido Liberal, México, 30 de enero de 1891
La Cátedra Agroecológica Julián Acuña Galé hace  valer su vocación martiana en esta  sección semanal,  donde se ofrecen las efemérides martianas que estuvieron años atrás (2009) en el sitio web de la Biblioteca Nacional José Martí  y que resultan de incalculable valor para profundizar en la vida y obra de nuestro Apóstol.
 Su  particularidad relevante  es que la vida de Martí está organizada día, a día, a diferencia de las cronologías que generalmente se elaboran con los acontecimientos organizados por  años. Esto permite contextualizar con mayor precisión los acontecimientos de su vida.
Dr. C. Oscar L. Parrado Alvarez
Cátedra Agroecológica Julián Acuña Galé


 
Enero 14
1876
aparece  en la Revista Universal de México un artículo titulado La civilización de los indígenas, en el que José Martí se refiere a la situación de los indios en el país azteca. Escribe: Hemos hecho muchas revoluciones de principios; pero todas estas serán infructíferas mientras no hagamos una revolución de esencia. Se está consumando el ideal político; pero necesitamos para realizarlo de la unidad social.
Y agrega: Somos a la par miserables y opulentos; hombres y bestias; literatos en las ciudades, y casi salvajes en los pueblos…
1882
Publica  en La Opinión Nacional, de Caracas, la Sección Constante. En ella José Martí trata sobre el proceso ganado por la escritora Mme Edmond Adam a su cuñado, quien mantenía que la viuda había contribuido a la muerte de su hermano por forzarle a una vida de comidas y reuniones; del lugar más frío del mundo, la última recepción de los peregrinos en Roma y de la venta de la primera Biblia impresa en latín, por 1 600 libras esterlinas.
1893
En el periódico Patria aparecen publicados dos trabajos: Política insuficiente y Cuatro clubs nuevos. En el primero Martí se refiere a los cubanos autonomistas y a otros que creen que una ley retacera de elecciones y el nombramiento de algunos diputados más, puedan mudar de raíz el carácter venal de la política española. Escribe: Mucho daño hace en este mundo la cobardía; mucho la indecisión; mucho la lírica gubernamental, y la política importada.
Y en el relativo a los cuatro clubs, precisa en la parte inicial del trabajo: De España hemos de ser independientes.
1894
También en Patria, publica un 14 de enero, pero de 1894, el trabajo El baile de la Sociedad de Beneficencia Hispano-Americana, en el que hace referencia al nacimiento y desarrollo de esa institución.
Enero 15
1871
Sale  deportado de Cuba hacia España, a bordo del vapor Guipúzcoa. Poco antes de su partida escribe una carta a Rafael María de Mendive, en la que expresa: De aquí a 2 horas embarco desterrado para España. Mucho he sufrido, pero tengo la convicción de que he sabido sufrir. Y si he tenido fuerzas para tanto y si me siento con fuerzas para ser verdaderamente hombre, sólo a Ud. lo debo y de Ud. y sólo de Ud. es cuanto bueno y cariñoso tengo.
1876
Aparece  en la Revista Universal de México su reseña sobre el drama titulado Hasta el cielo, escrito por José Peón Contreras que hizo llorar a muchos. Y reflexiona Martí: ¿Cuándo fue un hombre mejor que después que lloró mucho? ¿Cuándo hubo alguien que no sintiese placer de orgullo en haber sufrido? ¿Dónde hubo nunca redención más hermosa que el dolor?
Y dice: La belleza, por sí misma, es un placer. Hallamos algo bello, y hallamos algo de nosotros mismos.
1879
Martí es designado Secretario de la Sección de Literatura del Liceo artístico y literario de Guanabacoa el 15 de enero de 1879.
1884
Es  nombrado miembro corresponsal en Nueva York por la Sociedad Amigos del Saber, de Caracas.
1892
Escribe  una carta a Fernando Figueredo. Le explica: Como son los dolores de mi vida, de una vida que no ha empañado ningún acto de mi voluntad, y puede a toda hora acabar sin miedo- ¡y debiera acabar ya!- basta a aliviármelos el orgullo de haber conocido a uno de los hombres de más verdad, y de más fuerza que conozco. Siempre lo veré a Ud. como lo vi la vez primera, de pie y pujante, con el alma en los ojos, negándose a quien no lo entiende, dándose, como un niño gigantesco, a quien le adivina el alma poderosa.
1893
Al año siguiente, en un discurso pronunciado en el Hardman Hall, informa acerca de su viaje a La Florida. Sobre sus palabras, apareció en Patria una reseña seis días después, en la que describía: “Tal fue el discurso, que comenzó el Delegado con fuerzas harto escasas para augurar que pudiese llevar la tarea hasta el fin: ¡Todavía me ha de alcanzar la vida para tenderme al lado de los que murieron por defender mi libertad!”

Enero 16
1882
Se  publica en La Opinión Nacional, de Caracas, su Sección Constante. José Martí aborda en ella el espectáculo que ofrecían algunos cementerios de París en el día de difuntos. Junto al deseo de lucir su propia riqueza, la turba quería ver la ajena. Resaltaban también actos de generosa piedad. Describe: Las tumbas de los poetas notables estaban cubiertas de flores: no había nombres de tributarios: eran ofrendas del corazón.
Explica Martí que las actuales procesiones que se efectúan a las tumbas el dos de noviembre, no vienen de mucho tiempo atrás, sino que comenzaron en tiempos de Luis XVIII. Tampoco es antigua la costumbre de pronunciar discursos en el momento de la exhumación de los cadáveres; él afirma: Casimir Perier fue el primero que pronunció un discurso político en entierro: lo pronunció en 1825, en el entierro del general Toy.
Más adelante, describe el Museo Cívico inaugurado en la histórica Bolonia, en cuyas salas se encuentran maravillas etruscas; las paredes están cubiertas de pinturas de los usos, procesiones, ritos y deidades de Etruria. Y recrea Martí: Allí exhiben los antiguos sepulcros etruscos, donde era tendido el muerto, a semejanza del uso actual, mas no encerrado en ataúd, sino acostado en la piedra, como en su lecho.
Añade: No ponían al muerto, como nosotros, en una odiosa y estrecha cárcel; sino que le hacían una habitación amplia, en cuyo centro lo colocaban, rodeado de ricos joyeros, llenos de piedras preciosas, de altos y trabajados candelabros, y de los objetos para su uso.

Enero 17
En La Opinión Nacional, de Caracas, sale publicada su Sección Constante trata sobre diversos temas de interés.
José Martí anuncia que se ha descubierto un teatro nuevo en Grecia, el de Esculapio, mayor que el de Megalópolis, con capacidad para treinta mil espectadores. También comenta que Homero fue belga, y que Troya no existió nunca porque lo que aparece en la Ilíada sobre ese lugar es una inexpugnable fortaleza inglesa, según asegura un profesor belga. Hace referencia que se celebrarían en breve grandes fiestas en Grecia, por el centenario de la abolición de la servidumbre, desaparecida en Austria en 1781.
1886
Publica  en La Nación, de Buenos Aires, crónicas sobre la vida en Nueva York. Escribe: Acá apenas se tiene tiempo para vivir (…)Nadie se duerme, nadie se despierta, nadie está sentado: todo es galope, escape, asalto, estrepitosa caída, eminente triunfo.
1889
En respuesta a una carta recibida del doctor Alberto Palomeque, acepta el cargo de corresponsal para la publicación Opinión Pública, de Montevideo.
1891
Escribe  una carta a William F. Wharton, Secretario en funciones del Departamento de Estado de los Estados Unidos. Trata acerca de su participación en la Conferencia Monetaria y a su labor como cónsul de Uruguay en Nueva York.
1895
En  carta dirigida a Juan Gualberto Gómez. Expresa: Es mi primer pensamiento el de redimir a la isla de toda obligación de sujetar sus movimientos a los que de afuera no han de cesar, y han de rematarse con fortuna, mas sin el derecho de impedir que el país surja por sí, y sin la traba de esta espera, si juiciosamente cree que en condiciones de éxito, o de mantenimiento por un plazo ya más dilatado, puede surgir sin nuestra conjunción. Ese es mi primer pensamiento. Ayudar, sí. Oprimir, o encabezar a la fuerza, no.
 

Enero 18
1882
Comentarios sobre la fotografía, la situación en Egipto, la reina Victoria, y otros temas de interés ofrece la Sección Constante de La Opinión Nacional de Caracas, , en la que José Martí describe los sucesos más importantes del mundo. En esta ocasión reflexiona: La tiranía ahuyenta los habitantes de los pueblos, y la libertad los atrae.
1894
Estando en Tampa, se preocupa por el conflicto existente entre los tabaqueros cubanos en Cayo Hueso, y escribe cartas a José Dolores Poyo y a Serafín Sánchez sobre el particular.
Al primero le expresa: El valor más grande, que es el de sacrificar los propios impulsos a la conveniencia de los demás, me manda arrancarme de Tampa y seguir al Norte, donde está ahora mi deber.
Más adelante agrega: La Revolución cubana no puede sufrir, ni en mí ni en nadie, hoy menos que nunca, la menor injuria. Mi obligación no es precipitar a mis compatriotas a un conflicto, sino salvarlos de él, aunque me los lleve a todos en el corazón ensangrentado.
A Serafín Sánchez le confiesa: Ud. mejor que nadie entiende mi indignación, y mi sacrificio al dejar de ir(…) Ni he de ser yo quien ocasione el conflicto que ellos desearían, y que nosotros, y yo más que nadie, debemos evitar. Me vuelvo al Norte, al gran quehacer.
Se supone que también por esta fecha y en este año escribió a José Dolores Poyo: Yo soy la última persona que por un alarde vano e injustificable pudiese insistir en provocar un conflicto del que no podemos salir airosos, ni una injuria, por leve que fuese, a la revolución cubana. De mis sentimientos no hablo. Amar a su patria es deponerse a toda hora ante ella.
Enero 19
1869
Sin cumplir aún los 16 años, José Martí publica, sus primeros escritos políticos en el Diablo Cojuelo, periódico que se imprimió solo una vez. Escribe en sus inicios: Nunca supe yo lo que era público, ni lo que era escribir para él, mas a fe de diablo honrado, aseguro que ahora como antes, nunca tuve tampoco miedo de hacerlo.
1882
Publica  su Sección Constante en La Opinión Nacional, de Caracas, en la que trata sobre el poeta Alejandro Dumas, el escritor inglés Ruskin y otras curiosidades.
Del autor de la Dama de las Camelias señala que su buen gusto en cosas artísticas “es tan notable como su revolucionario y potente talento dramático”; y acerca de Ruskin expone que se le reconoce “una gran perspicacia artística, una erudición pasmosa, una majestuosa alteza de miras, y todas las dotes de un maestro de letras.”
Explica las singulares costumbres del pueblo de Todas, en el sur de la India, donde se profesa la poliandria, o matrimonio de varios hombres con una mujer, y en el que se mata al número excedente de niñas, que haría imposible continuar con este tipo de unión.
1895
Luego  del fracaso del Plan de la Fernandina, José Martí escribe al General Antonio Maceo y a Alejandro González.
A Maceo le manifiesta “con más fe que pesar, para darle rápida cuenta de la contrariedad que, de mano de un cobarde, ha venido a pararnos el brazo.” Y a Alejandro confiesa “solo le digo que la maldad o torpeza que sabrá han hecho imposible la labor que intentamos, (…) Era obra grande, y grande la juzgan, y nos la respetan. A otra enseguida. En mi alma no hay muerte.”

Enero 20
1882
Publica  en La Opinión Nacional de Caracas un trabajo en el que trata acerca del Año Nuevo en Nueva York. Cuenta del ir y venir del día primero de año, día de anhelo y estreno en las damas y de peregrinación en los galantes caballeros. Comenta: No hay cosa que disponga el ánimo, y que remoce y regocije, como hablar con mujer. ¡Así deben volar los céfiros felices, cargados del perfume de las flores!
Ese mismo día y año, apareció la Sección Constante en la publicación caraqueña. Martí relata sobre la enseñanza en Nueva York, su presupuesto y características. Señala: En las escuelas de Nueva York se pega aún a los alumnos y se les obliga a aprender sus lecciones de memoria.
Trata también sobre el ganado en la isla de Cuba, calificándolo de “manantial perenne de colosal riqueza” y además acerca del conde de Pozos Dulces, cubano que comenzó a asentar su fama con las correspondencias que sobre agricultura y cría de animales escribía desde París a un periódico de La Habana. Exhorta Martí, entonces: Debería crearse entre nosotros una gran sociedad de Fomento Agrícola, con ramificaciones en todos los pueblos de la República consagrada (…) a la vulgarización y aplicación de los conocimientos necesarios para el cultivo útil de la tierra, y el aprovechamiento y mejora de nuestros ganados

Deja un comentario