Un día como hoy en la vida de José Martí… (Enero 7-Enero 13)

“…que ciencia hay mejor que la que salta a la vista, ni que biblioteca enseña lo que un rayo de sol.”
José Martí, “Gran Exposición de ganado”, La Nación, Buenos Aires, 2 de julio de 1887
La Cátedra Agroecológica Julián Acuña Galé hace  valer su vocación martiana en esta  sección semanal,  donde se ofrecen las efemérides martianas que estuvieron años atrás (2009) en el sitio web de la Biblioteca Nacional José Martí  y que resultan de incalculable valor para profundizar en la vida y obra de nuestro Apóstol.
Su  particularidad relevante  es que la vida de Martí está organizada día, a día, a diferencia de las cronologías que generalmente se elaboran con los acontecimientos organizados por  años. Esto permite contextualizar con mayor precisión los acontecimientos de su vida.
Dr. C. Oscar L. Parrado Alvarez
Cátedra Agroecológica Julián Acuña Galé
7  al 13  de enero
Enero    7
1876
Publica  en la Revista Universal de México otra crónica (la cuarta) de su Visita a la Exposición de Bellas Artes, a la que asiste desde los días finales de diciembre, relatando cuanto de interesante se expone allí. Hace énfasis en un cuadro del pintor Santiago Rebull. Describe: Dolor fiero, y amor fiero, y el espanto en los que asoman en la sombra, y la energía vigorizada por la luz, todo acumuló y dispuso en conjunto rico en detalles, el autor de La muerte de Marat. Luego de su descripción, concluye: Cada obra bella, cada obra grande, redime de un momento de amargura.
1878
Escribe  a Manuel Mercado, desde Acapulco, en vísperas de su partida. Dice: Aquí, pues, pongo punto, y diciéndolo a quien más quiero en México, digo: adiós a México. ¡si los pueblos fueran hombres, y se pudiera abrazarlos! Nada tiene su pueblo más generoso y amable que U., y en U. lo abrazo.
1882
En la Sección Constante publicada en La Opinión Nacional de Caracas, el siete de enero de 1882 trata sobre músicos alemanes, una obra teatral rusa que triunfó en París, los avances de la arqueología prehistórica, el avance del libre pensamiento en Japón y sobre las causas de la demencia en Inglaterra.
1885
Publica  una crónica en La Nación de Buenos Aires, sobre las elecciones en los Estados Unidos. Comienza: Vamos a pasear por Nueva York hoy que es día de elecciones: a ver quienes votan, y cómo y en dónde, y qué se hace después de votar; a oír lo que se trama, vocifera y cuchichea; a pintar en su día de soberanía a este pueblo gigante y complejo.
1891
Desde  Nueva York envía una carta a Vicente G. Quesada, entonces ministro de la Argentina en Washington, refiriéndose a una crítica que aparece en La Nación sobre una de sus Crónicas. Le sugiere: Lo que le ruego es que no dé de mano a la empresa mayor, porque no sé de venganza más dulce que la de producir una obra superior aun a la que nos critican-
1895
En una misiva a José Dolores Poyo,  dice: Nos vamos a ver y entonces hablaremos. No tema de mí. Sé padecer y renovar. La cobardía, o más de un hombre inepto, se nos clavó de arrancada en la obra grande. Renaceremos. Nos rodean y ayudan hoy mayor respeto y mayor fe que nunca; no quiero hablar, ni podría por la indignación y la tristeza.  Martí se refería al fracaso del llamado Plan de Fernandina que consistía en hacer llegar al territorio cubano tres expediciones en los vapores Amadís, Baracoa y Lagonda.

Enero 8
1880
En  carta a Miguel F. Viondi, desde Nueva York José Martí le comenta de su constante viajar. Y dice: ¿qué derecho tiene un hombre a ser feliz? Lo cual no amenguan mi fuerza, -antes la templa mejor y la prepara. Las penas tienen eso de bueno: fortifican.
1891
Dirige  otra carta a James G. Blaine, Secretario del Departamento de Estado de los Estados Unidos, en la que le recuerda que con antelación se había dirigido a él para comunicarle que el gobierno de Uruguay lo había nombrado Delegado para participar en la Conferencia Monetaria Internacional y que aún no había recibido respuesta por parte de dicho Departamento.
Sale  desde Tampa para Nueva York, ya aprobada por La Liga Patriótica Cubana, de Tampa, las bases y estatutos secretos del Partido Revolucionario Cubano.
1894
En  carta al General Antonio Maceo, le da cuenta de la situación de los tabaqueros que en cifra de 400 quedan sin empleo en el Cayo, de la situación en Cuba, donde el gobierno ha comenzado a caer sobre la revolución de allá y las acciones tomadas. Agrega: Ni mentira ni exageración cabe en hombres como Ud. y como yo, -ni deseo explotar la gloria ajena para la fama propia. Esta prisa es agonía de trabajo.
1895
Escribe  a Gualterio García, explicándole una misión a realizar. Comenta: ya Ud. sabe como trabajo yo. – de noche y de día -sólo Ud. me acompaña bien: por la pena de arrancarlo de su casa no le tengo a mi lado desde hace mucho tiempo; ahora me es imposible prescindir de Ud.

Enero 9
1877

En   Acapulco, José Martí escribe una carta a Manuel Mercado el nueve de enero de 1877, en la que se despide de México: Una sola palabra –triste ¡adiós! Ya nos vamos: el vapor está en puerto. Volveremos, porque aquí dejamos una gran cantidad del corazón.
1880
Es  designado vocal del Comité Revolucionario Cubano de Nueva York.
1886
En  La Nación, Buenos Aires, se publica otro trabajo suyo en el que trata acerca de diversos aspectos de la política en los Estados Unidos.
 
1894
Desde  Nueva York, a nombre de El Delegado dirige una comunicación a los Presidentes de los Clubes en el Cuerpo de Consejo de Key West. Escribe: Las instrucciones que recibo y las órdenes a que por mi propia mano estoy dando cumplimiento, me imponen el deber de dirigirme inmediatamente y sin rodeo alguno a los señores Presidentes, como a todas las agrupaciones revolucionarias, para poner en su conocimiento que esta Delegación faltaría a su deber inminente y se haría culpable de la derrota de nuestras aspiraciones, si, con lenguaje menos preciso o la menor demora, dejase de decir a ese Cuerpo de Consejo que, sobre cualquier obstáculo aparente o hábitos de lentitud, es de absoluta y definitiva urgencia realizar, sin perder un instante, el esfuerzo suscrito por los clubs, si a más no se puede aspirar, y cualquier otro esfuerzo a que, en el arranque de un merecido patriotismo, pueda aspirarse.
Y continua Martí: Hasta ahora, señores Presidentes, pudo tratarse de proveer, de precaver, de prepararse con tiempo. Ahora, señores Presidentes, se trata de la aceleración de la situación que describí personalmente a ese Cuerpo de Consejo.(…)Este lenguaje, esta súplica vehemente, estas indicaciones precisas, prueban a los señores Presidentes que llegó ya nuestra situación al límite en que son inútiles o imposibles las palabras. El peso de la responsabilidad, el conocimiento de la verdad, me impiden mover la pluma.

Enero 10
1890

Escribe  a su amigo José Ignacio Rodríguez, y le explica que no sabe cuándo irá a Washington. Argumenta las razones: por el tanto escribir, y los consulados, y la reorganización de la Sociedad Literaria y las clases de mis excelentes amigos negros de La Liga, entre los que hallo más benignidad y virtud que en la mayor parte de los hombres.
1891
Escribe  al Ministro mexicano en Washington Matías Romero, presidente del Congreso Monetario Internacional, y le manifiesta: En el instante en que me disponía a escribir a Ud. anunciándole que ayer había por fin recibido carta respuesta del Departamento de Estado, recibo, con placer y agradecimiento, la carta en que Ud. se refiere a mi nombramiento, y tiene la bondad de felicitarme por él, pues ciertamente para un amigo leal de América, una ocasión feliz ha de emplearse en su servicio.
1892
Después de haber sido aprobadas las bases y estatutos del Partido Revolucionario Cubano, llega a Nueva York. Ese mismo día desde esta ciudad escribe a Eligio Carbonell. Le dice: Si no fuera este Nueva York tan inhumano y triste, aquí lo quisiera tener a la cabecera de mi enfermedad, que continúa, para poner en un largo apretón de manos el cariño agradecido con que leí su carta. Más adelante expresa un concepto muy significativo al exponer: El que necesita poco es fácilmente honrado.

Enero 11
1876
En la Revista Universal de México, publica el artículo Coyoacán, en el cual José Martí se refiere a esa fértil tierra, antigua morada de Hernán Cortés y entonces pueblo abandonado y derruido. Narra lo sucedido un día de fiesta allí, donde él mismo usó de la palabra y Manuel Mercado repartió premios al pueblo. Escribió: Parece que los vecinos entienden que ha pasado la época de los guerrilleros, y ha llegado la época de los trabajadores.
1885
Aparece en  La Nación, de Buenos Aires, uno de sus trabajos en el que trata acerca del Día de Gracias, el humorista norteamericano Mark Twain, y otros temas de interés.
En relación con el Día de Gracias, que se celebra a finales de noviembre, Martí explica su surgimiento: Los peregrinos puritanos, que en estatuas de bronce y en el lugar mismo en que desembarcaron debieran haber perpetuado sus hijos, trajeron de la sagrada Holanda, corazón de la libertad, la conciencia humana en salvo, y la costumbre amable de reunirse un día cada doce meses alrededor de la mesa de familia, a dar gracias al Todopoderoso, con el cuchillo levantado sobre los manjares domésticos, por los beneficios y sucesos del año.
También al hacer referencia al humorista célebre Mark Twain explica que sus libros henchidos de sátira y con cierta picardía de inocente ponen en claro las contradicciones, ruindades e hipocresías de la gente común. Describe la vida de aquel que fue impresor, hombre de mar, secretario, viajante empedernido. Abunda en sus características: Debe tener, y creo que tiene, la melancolía incurable de todos los que conocen a los hombres profundamente.
1891
Publica en La Nación,  su crónica sobre La Exhibición de Flores que se realizó en el Madison Square de Nueva York justamente el Día de Gracias del año precedente. Y Martí describe los hardy, cuyo precio es de mil quinientos pesos cada uno; las orquídeas, parásitas encantadoras; los cipripedios, que se llevan todas las miradas; los helechos, de troncos velludos; la madreselva… Y escribe: La flor, ¿es alma en cierne, que sabe menos que el hombre, o es alma en pena, ya a punto de vuelo, que purga en la pelea, -hermoseando, como todo lo que padece, -sus últimas culpas?

Enero 12
1876
Publica  en la Revista Universal de México el artículo La Enseñanza objetiva y La Biblioteca didáctica mexicana. Escribe José Martí: La enseñanza objetiva se ha puesto de moda, y los que a ello contribuyen tienen sobra de razón: la enseñanza por medio de impresiones en los sentidos es la más fácil, menos trabajosa y más agradable para los niños, a quienes deben hacerse llegar los conocimientos por un sistema que a la vez concilie la variedad, para que no se fatigue su atención, y la amenidad, para hacer que se aficionen a sus tareas.
1882
Aparece  en La Opinión Nacional de Caracas, su Sección Constante donde se refiere a los modos de hablar y de escribir de los catalanes de Marsella y de las características de los pueblos del centro y norte de Europa. En el texto reflexiona: El espíritu humano nace a caballo y con espuelas, y apenas se aposenta en el cuerpo que le cabe en suerte, emprende su viaje en busca de la solución de sí mismo, y del punto en que ha de confundirse con el espíritu universal.
Martí escribe una carta a Enrique Collazo, en respuesta a la aparecida el día 6 censurándole por haber criticado, durante su discurso Los pinos nuevos, el libro de Ramón Roa titulado A pie y descalzo. La carta de Martí, publicada en El Porvenir el 20 de enero, expresaba:
Amargo es el deber de censurar públicamente a quien desalienta a su pueblo en la hora en que parece que van a serle muy necesarios los alientos; más amarga me es, por mirar yo a todo cubano, como a hermano mío, la obligación de contestar la infortunada carta que con fecha 6 de enero se sirvió Ud. dirigirme, y me causó más pena que enojo, porque en ella revela Ud. la capacidad de ofender sin razón, y muestra su desconocimiento lamentable de la obra de generosidad y de prudencia con que la emigración, aleccionada por los sucesos anteriores y posteriores a la guerra, se dispone a no recaer en el divorcio y abandono que Ud. y el autor de A pie y descalzo censuran con justicia, más no con la viveza y tesón con que los censuro yo desde hace doce años, ni con el empeño que desde entonces pongo en evitar que la guerra nueva fracase y se desvíe por el culpable desacuerdo entre el país que ha de combatir y la emigración que ha de ayudarlo.

Enero 13
1882
En La Opinión Nacional, de Caracas, en, su Sección Constante, donde publica sobre la muerte del economista Garnier, de la futura revuelta en Malta y del comentario que sobre León XIII hace la Revista de Edimburgo. También comenta la atención que prestan los colonos de Australia a la conservación de los bosques, y dice: No tratan con esto sólo de asegurarse para lo futuro madera buena y abundante, sino en evitar los males que acarrea la pobreza de árboles, sequedad en el clima, larga escasez de lluvias, fuegos en las selvas y cosechas ruines.
1886
En 1886, un día como éste, publica en La Nación, de Buenos Aires, sus comentarios sobre un Mensaje presidencial, las pascuas en Nueva York, los asombros de conocer la detención de un general acusado de cohecho, y sus impresiones al entrar en una casa librera. Escribe: Sólo el júbilo que produce entrar en una gran librería es comparable al frío que se siente al entrar en un gran arsenal.
1891
En  La Nación publica su crónica sobre la convención de los campesinos, el congreso de Washington, la actualidad y probabilidades de entonces. Describe así la situación: No hay mano en estos días fuera del bolsillo, porque el aire transparente y azul las hiela en cuanto osan salir de él. Los hombres se saludan a espaldazos, so pretexto de amistad. Las mujeres, metidas en el manguito, corren de cara al viento. Y así, como el día, está la nación: todo son manotadas, encontrones y carreras.
1895
El 13 de enero de 1895 Martí se encuentra en Jacksonville junto a Mayía, Collazo, Loynaz del Castillo y otros para analizar lo referido a la situación del plan de Fernandina.
 

Deja un comentario