De la finca “Los Muñecos” al IPA Alvaro Barba Machado

Por: Oscar L. Parrado Alvarez, Dr. C. Agrícolas, Profesor Titular, Departamento de Educación Agropecuaria, “Catedra Agroecológica Julián Acuña Galé”, Universidad de Camagüey “Ignacio Agramonte Loynaz” , oscar.parrado@reduc.edu.cu

Fundado en octubre de 1916, en los terrenos de la  finca “los Muñecos” y que llevó como su primer nombre Granja Escuela Gaspar  Betancourt Cisneros “El Lugareño”. Este centro durante su existencia ha formado más de cinco mil técnicos de nivel medio.
Cuantos sueños, recuerdos, alegrías y tristezas encierran sus aulas y campos, sus árboles, su parque, su ceiba casi centenaria…
La antigua Granja Escuela y posteriormente denominada Escuela Provincial de Agricultura, e Instituto Tecnológico de la Caña Alvaro Barba Machado, actualmente IPA (Instituto Politécnico Agropecuario) era frecuentemente visitada por las escuelas primarias para observar el jardín botánico existente en sus áreas, los cultivos, animales y disfrutar del ambiente campestre, alguna huella dejaría en muchos de esos niños que posteriormente se decidieron a estudiar la agronomía (como el que escribe esta nota).
Entre sus graduados de mayor relevancia se encuentran Julián Acuña Galé, destacado botánico y agrónomo cubano, Alvaro Barba Machado, revolucionario a toda prueba y agrónomo con una obra importante a favor del incremento del patrimonio forestal de Cuba , Eliseo Acosta Pérez mejorador cañero, cultivador de caña, investigador destacado , Doctor Honoris Causa en Ciencias Agrícolas de la Universidad de Camagüey, el guaimarense Feliberto Arazo Hernández quien fungió como Vice-Ministro de la Agricultura, el destacado lanzador Omar Carrero y el combatiente internacionalistas caído en Angola , Gustavo Rodríguez entre otros .

Aunque el tiempo y los hombres han dejado su huella, tanto positiva como negativa en esta institución, se constituye en una necesidad vital y de reafirmación de identidad, su mamtenimiento y mejora luego del proceso de reparación llevado a cabo en 2015-2016.
Sirva esta sencilla nota para estimular a todos los que pasamos por sus campos y las enseñanzas integrales de nuestros profesores y trabajadores que formaban parte de una gran familia, para aportar los esfuerzos necesarios en el mejoramiento continuo  de este centro tan importante para la agricultura cubana.

“Las Flores” azucarera…

La zona donde se encontraba  enclavado el Centro Mixto Alvaro Barba Machado, en la segunda mitad del siglo XIX, pertenecía al Departamento Oriental, Jurisdicción de Nuevitas, partido pedáneo o cuartón de Montalván, el que en 18631 tenía una superficie de 1 845, 5 cab de ellas el 79.6% cubiertas de bosques , y en la misma  producían azúcar los trapiches: Las Flores, de Don Juan Bagés; San Antonio y La Atalaya de Iznaga y Planas y El Recreo perteneciente a Víctor Miranda. Estos trapiches envasaban el azúcar en bocoyes, durante las zafras de 1859 y 1860 embarcaron 2 155 y 1688 bocoyes respectivamente por Puerto de Bagá.

Seguir leyendo “Las Flores” azucarera…

Leyendas camagüeyanas

Según relata René Ibáñez Varona en el artículo: “Frutos maravillosos” publicado en la Revista Bimestre Cubana de julio-diciembre de 1957 en las páginas 215-217, en la Jurisdicción de Puerto Príncipe, en las décadas del 40 y 50 del siglo XIX, aparecieron en la prensa de la época notas acerca de casos curiosos de gigantismo vegetal en el coco, boniato, calabaza, ñame, cebolla y tabaco.

Como las tradiciones son parte consustancial de la cultura popular tradicional, a continuación citamos fragmentos del mencionado artículo, como ejemplos de curiosidades que se pueden presentar en estos tiempos y que animamos a nuestros lectores a comunicarnos para darlas a la luz pública.

Seguir leyendo Leyendas camagüeyanas

Imprescindibles: Francisco Javier Balmaseda Julién

Remedios, Las Villas, 31.3.1823-La Habana, 17.2.1907).        

Tempranamente escribió sus primeros versos y una obra titulada Eduardo el jugador (1835), representada en el teatro de su pueblo natal. Por esos años comenzó a colaborar en el Faro Industrial de La Habana. En 1857 tuvo que abandonar Remedios y se trasladó a la capital. Aquí trabajó, con Francisco de Frías y Jacott, en la Sociedad Económica de Amigos del País, en la dirección del Liceo de La Habana y como colaborador en La Idea, Cuba Literaria y El Liceo de La Habana. Volvió a Remedios y fundó una biblioteca pública (1863), desempeñó la alcaldía y dirigió El Heraldo, El Pensamiento y La Alborada. Colaboró en el Boletín de Remedios. Se dedicó a la construcción de muelles y almacenes en Cayo Francés. Complicado en la revolución de 1868, fue detenido y enviado directamente a La Cabaña y más tarde a Fernando Poo (1869). Logró escapar de la cárcel y se trasladó a Nueva York. Pasó luego a Colombia y adquirió su ciudadanía. Continuó sus estudios agrícolas y ocupó el cargo de Ministro Plenipotenciario de Colombia en Madrid. Regresó a Cuba al finalizar la guerra en 1878. En 1894 volvió a Colombia. Vino de nuevo a Cuba, ya definitivamente, en 1898. Caballero de la Orden del Mérito Agrícola de Francia por su trabajo titulado Higiene pública en la isla de Cuba. Durante sus últimos años fue colaborador de El Mundo. Es autor de varias comedias (La noche buena, Los celos con desdén se curan, Ya no me caso, El enamorado sin dinero, etcétera), de novelas, de un Tratado de Derecho de Gentes y de varias obras agronómicas y de economía política. Seguir leyendo Imprescindibles: Francisco Javier Balmaseda Julién

Palabras previas

Bienvenidos a este blog. En este espacio para compartir y transformar hacia la sostenibilidad, esperamos la presencia de todos aquellos que con una visión sistémica e integradora sean capaces de romper las dicotomías entre la teoría y la práctica, el conocimiento empírico espontáneo y el conocimiento científico, el sujeto y el objeto, ciencias naturales y las ciencias sociales entre otras muchas que nos legó el paradigma positivista.

Esperamos  que contribuya a un  mundo  más justo, diverso, solidario, próspero y  sostenible. Un mundo de paz para todos.